¿Qué es el alojamiento compartido?

Para cualquier futuro cliente que planee crear una web siempre debe obtener un paquete de alojamiento. ¿Pero de qué tipo? El dueño de la web debe tener en cuentas las características de su web para elegir entre las opciones más comunes como son los planes de alojamiento compartidos, dedicados o VPS.

Por ejemplo, si es una web corporativa donde no hay casi interacción con el cliente debería seleccionar el alojamiento compartido que puede ser la opción más barata y más accesible, pero también tiene algunas limitaciones importantes.

¿Cómo funciona el alojamiento compartido?

Los paquetes de alojamiento compartido son ofrecidos por casi todos los proveedores de alojamiento. En bastify tienes disponibles los siguientes planes https://www.bastify.com/wordpress-hosting/ . Tal como lo indica su nombre, en único servidor se encuentran varias. Cada usuario del servidor compartido obtiene una asignación del ancho de banda, potencia y memoria total disponible del servidor, y los usuarios pueden configurar múltiples webs en una única cuenta de usuario.

¿Qué tiene un plan de alojamiento compartido?

Un plan de alojamiento compartido proporciona al usuario espacio en el servidor compartido del host por una tarifa mensual. Los usuarios son responsables de configurar y ejecutar sus propias webs, y una sola cuenta puede incluir varias webs, siempre que el paquete total no exceda el espacio asignado en el servidor.

El proveedor de alojamiento es responsable de proporcionar soporte al cliente, mantener el hardware y el software del servidor, incluidos los protocolos de seguridad y las actualizaciones, y proteger contra los bloqueos y el tiempo de inactividad. Estas disposiciones se establecen en el contrato de hosting, que establece lo que los usuarios pueden y no pueden hacer con respecto a sus webs, y bajo qué circunstancias el host puede suspender o cancelar la cuenta de un usuario.

El bajo coste ponen el hosting al alcance de todos

El atractivo del alojamiento compartido proviene principalmente de su costo extremadamente bajo, por lo que cualquier persona puede crear y mantener una web con una inversión muy modesta. Esos costos bajos son posibles porque un proveedor de hosting está llevando tantas webs en un solo servidor y recaudando dinero de cada uno.

El alojamiento compartido es fácil de usar

Las configuraciones de alojamiento compartido pueden ser fáciles de usar, incluso para el propietario de una web sin experiencia en diseño o desarrollo de web. Por lo general, estos planes cuentan con soporte básico para el cliente del servicio de alojamiento y ofrecen opciones para instalaciones de webs con un solo clic, como WordPress, que puede crear una web en vivo en minutos, y también permite cierta personalización. Cada web está en una cuenta que tiene su propio panel de control, que proporciona herramientas para que los webmasters administren su contenido y apariencia básica.

Los recursos compartidos tienen límites

La seguridad puede ser un problema

En el alojamiento compartido, todo lo relacionado con el mantenimiento de los servidores es responsabilidad del proveedor de alojamiento, y eso incluye la seguridad. Las webs en ese servidor funcionan de forma independiente, pero la tecnología compartida puede hacer posible que la actividad maliciosa en una web infecte a otras personas cercanas. Los propietarios de webs en una situación de alojamiento compartido deben confiar en la seguridad proporcionada por el host, ya que este tipo de paquete de alojamiento no ofrece opciones para que los usuarios instalen sus propias medidas de seguridad para proteger sus webs.

Restricciones que se aplican habitualmente

Las cuentas de alojamiento compartido generalmente tienen restricciones estrictas y los usuarios pueden ser sorprendidos por estas disposiciones si no leen cuidadosamente el contrato de hosting. Los servicios de alojamiento pueden prohibir a los usuarios instalar ciertos tipos de complementos o aplicaciones en sus webs, lo que limita las opciones de personalización.

Los proveedores de alojamiento se reservan el derecho de cancelar la cuenta de un usuario por una variedad de razones, también. Si una web “supera” sus recursos asignados al ganar grandes cantidades de tráfico que afecta a otros usuarios, la cuenta puede cerrarse. Del mismo modo, si una web atrae malware o una gran cantidad de comentarios de correo no deseado, puede bloquearse y los propietarios de la web deben resolver el problema antes de que la web pueda volver a funcionar.

¿Quién debería usar el alojamiento compartido?

El alojamiento compartido funciona bien para las webs que tienen un volumen relativamente bajo de tráfico de su web y no requieren grandes cantidades de memoria. Pero las empresas más grandes o las webs con mucho tráfico pueden no ser adecuados para el entorno de alojamiento compartido, y las webs pequeñas que tienen éxito pueden necesitar más recursos para expandirse.

Cuando eso sucede, el propietario de una web puede actualizar el plan a un nivel superior de servicios en el alojamiento compartido o graduarse en otras soluciones, como hosting dedicado o VSP. También es posible mantener un plan de hosting compartido de ultra bajo costo indefinidamente, si una web permanece relativamente pequeña y no consume cantidades excesivas de los recursos del servidor compartido. Con bajos costos y funciones mínimas, el alojamiento compartido puede ayudar a los nuevos usuarios a construir una presencia en línea rápidamente, con espacio para crecer.

Consulta nuestros productos en https://www.bastify.com/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *